Facultad
La Facultad de Derecho y Criminología te da la bienvenida, en esta sección puedes encontrar toda la información relativa a nuestra Facultad, desde la historia hasta los valores que fundamentan esta escuela de Derecho.
 Historia

La Facultad de Derecho y Criminología, por sus orígenes, es la dependencia universitaria de mayor antigüedad en la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Nació en el año de 1824 cuando el 19 de enero de esta anualidad, el jurista nuevoleonés don José Alejandro de Treviño y Gutiérrez (que a la sazón era Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado), dictó la primera cátedra de Derecho Civil en el antiguo Seminario Conciliar de Monterrey.

Un año después el Congreso local, expidió los decretos números 32 y 33 del 5 de mayo de 1825, por los que se creó el Colegio de Abogados y se estableció que correspondía este organismo regular y certificar el ejercicio de la abogacía en el naciente Estado.

Más tarde, el Seminario fue habilitado para conferir los grados mayores en Teología y Derecho.

En el año de 1857 hubo un cambio significativo en la enseñanza de secundaria y en la profesional. En 1859 el gobernador interino de Nuevo León, José Silvestre Aramberri, expidió el Decreto por el cual se creó el Colegio Civil del Estado, que tendría a su cargo la impartición de la instrucción primaria y de la superior, en las carreras de Medicina y de Jurisprudencia.

La Escuela de Jurisprudencia, que hasta entonces había tenido por sede al Seminario, por Decreto del Congreso del Estado, fue trasladada, junto con la Escuela de Medicina, a las instalaciones del Colegio Civil de Nuevo León.

El 31 de diciembre de 1873 se estableció, por Decreto, el Consejo de Instrucción Pública. En 1877, también por Decreto, se acordó que el Colegio Civil de Monterrey fuera destinado a la educación secundaria, y que la Escuela de Jurisprudencia quedaría a cargo del Colegio de Abogados.

El primer Reglamento de la Escuela de Jurisprudencia se dio conforme a la Ley del 12 de diciembre de 1877. La carrera comprendía dos áreas: Abogados y Escribanos.

El 10 de diciembre de 1891, se expidió la Ley General de Instrucción Pública que entre otras cosas señalaba que los exámenes profesionales deberían aplicarse en las mismas escuelas donde se realizaran los estudios. Por lo anterior, a partir de 1892, los exámenes profesionales de Abogado se realizaron en la Escuela de Jurisprudencia.

El 3 de noviembre de 1891, el gobernador de Nuevo León, general Bernardo Reyes, por decreto había dispuesto la desaparición del Colegio de Abogados y determinado que los fondos y bienes materiales del mismo pasaran al patrimonio de la Escuela de Jurisprudencia.El Colegio Civil había sido la sede de la Escuela de Jurisprudencia. De este lugar pasaría al segundo piso del Palacio Municipal de Monterrey, en una edificación construida ex profeso y pagada con fondos del Colegio de Abogados. La mencionada edificación daría inicio a la construcción de la planta alta del viejo Palacio regiomontano.

Por su parte el general Reyes ya había apoyado a la Escuela de Jurisprudencia para que contara con un local propio. Y para marzo de 1892, ésta ya había dejado el local del Palacio Municipal.

Antes, sin embargo, el 10 de mayo de 1891, el Gobierno del Estado había firmado un contrato con el señor Mariano Peña, para la construcción, en un tiempo de diez meses, del nuevo edificio de la Facultad de Jurisprudencia en un terreno ubicado en la calle de Abasolo con frente a la calle de La Presa (hoy Diego de Montemayor).

El costo del nuevo edificio fue pagado con fondos del Colegio de Abogados y también del Gobierno del Estado. Allí permanecería durante 67 años: de 1891 a 1958.

Durante este lapso hubo varias reformas al Plan de Estudios y entre otras cosas se redujo el periodo de escolaridad de seis a cinco años. Ya en el siglo XX los años lectivos se transformaron en semestres. El 19 de octubre de 1913 se inauguró la Biblioteca “Lic. José Juan Vallejo”, de la Escuela de Jurisprudencia.

El 7 de junio de 1933, en el Periódico Oficial del Estado, se publicó el Decreto Núm. 94 por el cual se expedía la Ley Orgánica de la Universidad de Nuevo León que, en su Artículo 4º., enumeraba las dependencias que quedaban integradas a la misma, señalándose en el punto III, a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

El primer Rector electo de la naciente Universidad fue el licenciado Héctor González, que en ese tiempo era el Director de la Escuela de Jurisprudencia, transformada ahora en Facultad. Cabe señalar que la Vieja Casona de Abasolo y Diego de Montemayor, sede del mencionado plantel, fue en aquel tiempo, también, sede de la Rectoría de la UNL.

Un año y cuatro meses tuvo de duración la primera Universidad de Nuevo León. En el Periódico Oficial del 29 de septiembre de 1943, se publicaría (Decreto 79), la Ley Orgánica de la Universidad de Nuevo León. Nacía así la segunda UNL. El 20 de noviembre de este año quedó instalado el nuevo Consejo Universitario.

En septiembre de 1958 la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales abandonó la Vieja Casona, para instalarse en su nuevo y flamante edificio en la Ciudad Universitaria, donde actualmente (2007) continúa residiendo.

Desde su instalación en la Ciudad Universitaria la Facultad de Derecho y Criminología ha crecido vertiginosamente e inclusive ha sido la cuna de otras facultades.

Así, en septiembre de 1974, durante el periodo administrativo del entonces director, licenciado Neftalí Garza Contreras, se crearon tres nuevas carreras: Criminología y los Colegios de Ciencias de la Comunicación en el área de Periodismo y Ciencias Políticas. Los dos últimos son ahora flamantes facultades. Años después la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales quedó como Facultad de Derecho y Criminología.

A cerca de medio siglo de su estancia en la Ciudad Universitaria, la Facultad de Derecho y Criminología ha ampliado su currículo académico y aparte de las licenciaturas tiene ahora maestrías y el doctorado ha extendido su campus académico a otros municipios de Nuevo León.

Y por lo que respecta al doctorado, tiene extensiones y estrechas relaciones académicas con las más prestigiadas universidades latinoamericanas y europeas.

 Valores
 

Misión
Formar profesionistas e investigadores del Derecho y la Criminología con una educación integral, centrada en el aprendizaje y basada en el desarrollo de las competencias, para que su formación contribuya a la eficacia del Estado de Derecho en nuestro país y en su contexto internacional.

Visión
Ser una dependencia socialmente responsable con reconocimiento nacional e internacional por la calidad educativa de sus egresados e investigadores en el Derecho y la Criminología, que atiendan eficazmente la problemática social del país.

Política de Calidad
La Facultad de Derecho y Criminología se compromete a mejorar la gestión académica continuamente, apegándose al marco normativo y a la visión de la Universidad Autónoma de Nuevo León, fortaleciendo la conciencia social y superando las expectativas de nuestros clientes (PO-FDC-DI-01 REV:03)

 

Valores Licenciatura en Derecho
 

Misión
Formar profesionales del Derecho con una formación integral, ética, científica y humanista, comprometidos con la sociedad para fortalecer al Estado de Derecho y con una conciencia social y humanista.

Visión
Ser la licenciatura en Derecho de mayor prestigio a nivel nacional e internacional en la formación de pro- fesionale e investigadores del Derecho, que se desempeñen tanto en el ámbito público como privado con sentido ético, comprometidos con el fortalecimiento del Estado de Derecho y la consolidación de los Derechos Fundamentales en la consecución del bien común y de la paz social.

Valores Licenciatura en Criminología
 

Misión
Formar profesionales de la criminología con una educación integral, científica, ética, humanista, competitivos y comprometidos con la sociedad para conocer la conducta antisocial, causas, efectos y tratamiento, la prevención del delito y procurar la seguridad pública y privada, constituyendo políticas criminológicas.

Visión
Ser la licenciatura en criminología de mayor prestigio a nivel nacional e internacional formadora de profesionales que se desempeñen en el ámbito público y privado, en la investigación y prevención del delito, en la seguridad y tratamiento penitenciario con valores éticos humanistas y sociales para la consecución del bien común y la paz social.

LAWCIEESCONFEDEISO
CONACYT